Fundación Avina identifica oportunidades de incidencia y acción para impactar desde América Latina en el desarrollo sostenible.

Estas oportunidades de impacto son elegidas en función a su relevancia para el desarrollo sostenible, a su potencial de escalabilidad regional y global, a la existencia de posibilidades para aumentar los vínculos y la calidad de los mismos entre actores de los diversos sectores, disminuyendo así las brechas de colaboración entre ellos –asimetrías en la colaboración, que una vez identificadas y superadas pueden convertirse en oportunidades para aumentar la calidad del vínculo– y de la presencia o generación de puntos de inflexión, es decir, de momentos en que una oportunidad de cambio alcanza las condiciones que permiten que acciones de incidencia generen impacto en la transformación.

Las estrategias de Avina están dirigidas a generar, impulsar y profundizar procesos colaborativos que involucran a una diversidad de participantes de diferentes sectores y múltiples puntos de vista –una masa crítica equilibrada de la sociedad civil, el sector privado y el gobierno– que, compartiendo una visión para el futuro, adoptan metodologías innovadoras y convergen en agendas compartidas para incidir positivamente en la toma de decisiones y el desarrollo de cambios sociales.